-->

viernes, mayo 15

Duende

.
Hoy he conseguido derramar mis lágrimas sin tristeza, por el puro placer de sentir la cálida humedad de mi alma serpenteando antojosos caminos sobre mi piel... Lágrimas provocadas, buscadas, costras levantadas bajo las cuales respira un corazón... me gusta saber que sigue ahí, donde siempre estuvo... la sensibilidad o como quieras llamarte, condenado y zalamero duende.
.
.
Memorias da noite... Luar Na lubre, esta noche el artífice de mi romper...
.

.
.

2 comentarios:

Margot dijo...

Nostalgia, añoraranza... sentimientos que siguen estando ahí, a flor de piel... no los reprimas, libera a ese duende zalamero que habita en ti, déjale fluir, como a cada una de tus lagrimas. Porque las lagrimas no tienen, siempre, porque ser sinónimo de dolor... Dulce es el espíritu que reclama para sí, las Memorias de la Noche, de una, de todas.

Un beso.

Mafalda forever dijo...

no me llores duende...que esas lágrimas te impedirán ver la luz del sol. Mafi.