-->

miércoles, julio 1

Neuronas débiles

.
Me acuesto con el tiempo justo para dormirme. No deseo pensar en donde estoy ni por que. El paso del tiempo se está convirtiendo en una sucesión de minutos que languidecen sin mas. Si creía haber llegado a sitio alguno, no debía de ser tan así, si no, no se explica que ahora no sepa donde estoy. Aunque puede ser que lo que realmente sabía es donde no estaba, y ello me haya confundido.
.
Me acuesto con el tiempo justo para dormirme. No deseo saber si mañana despertaré y donde. Ello supondría pensar hoy. No deseo pensar hoy. No deseo saber quien soy. No deseo convertirme en espectador ajeno de mi mismo. No deseo oler la putrefacción de mis neuronas. No deseo sentir como las más débiles se agotan y las mas fuertes enloquecen.
.
Me acuesto con el tiempo justo para dormirme. Para no sentir el calor de la noche. Para no sentir la tristeza del pensamiento. Para no ser consciente de que la luz de la luna se atreve a mirar a mi piel. Para dar un salto en el tiempo, sin tiempo. Para perder el tren de los sueños. Para que me recoja el de la absurda e intransigente realidad.
.
.

1 comentario:

ANYELYT.. dijo...

El tiempo es sabio, justo y tú estas en el tiempo justo.
SALUDOS.