-->

domingo, enero 31

Open Road

.
Botas de cuero negro. Se paró para retroceder y mirar el escaparate que había delante de mi. Sus movimientos mostraban a una mujer de la que el deseo comenzaba a desprenderse. El contoneo de sus caderas entablaron un animado diálogo entre el mezclado aroma de mar y un ... "deseo de tí". Una desesperda mirada de... "no te vayas, pero no me hagas pedirtelo".
.
Con mi habitual tacto despierto, la ternura se me desata y se mezcla con ávidos sueños de querer descubrir el mundo de tu... ¿pasión?. De repente comienza a recorrer el sendero de mi cuerpo, y empieza a perderse y relamer con sus ojos esa parte que intuyo le gusta.
.
Ahí, me acojono, claro está. El romanticismo y la ternura soñada... se comienzan a partir de risa. Su mirada sugiere palabras con matices tales como... "si me tocas, no pares.. y si no, enciéndela y lárgate".
.
Asi que mejor encenderla, ponerla entre las piernas.... y largarse.
.
.
Me encanta conducirte pese a los celos que despiertas...
.
.
.

3 comentarios:

Sheila dijo...

Ella comete un grave error, vuelca toda su atención sobre ti,sin saber,que la clave está en la moto.. menosprecia a su única aliada,la única que la puede conducir a su meta.. tú.

Reyes Uve dijo...

Hombreeeeeeeeee
menuda comparación ...
ejem ejem


Un beso.

Sheila dijo...

Si quieres acercarte a alguien que tiene perro,lo primero es intentar acariciar y halagar a este ante su dueño ..después,lo que sea, sonará..