-->

sábado, enero 24

Muevete.. si quieres

.
A veces me niego a participar de lo que sucede ahí fuera. No deseo actuar, deseo desinteresarme de lo que otro erigen como preocupación. Prefiero mirar ahí fuera, con una cierta objetividad. Prefiero no cambiar nada de ahí fuera. Aspiraciones y fracasos. Sueños y desilusiones. Almas enfriadas por la codicia. Hay quien llama romántico de la vida a quien según sus baremos, fracasa. Yo a ellos ignorantes, aunque yo también lo sea... pero en otras facetas.

Dosis de humildad, dosis de no querer ayudar mas. Pero nunca lo consigo, siempre acabo pinchando a quienes me importan. ¿Estaré confundido?. Tal vez no quieran despertar, tal vez quieran seguir deprimidos, erráticos o furibundos. Quien soy yo para decirles que deseo verlos sonreir. Tal vez sea un tremendo egoista, porque lo hago por recibir esa sonrisa.

Tal vez me quede con que es posible, solo con eso. Que es posible dejar que los hilos de tu vida deslicen entre tus manos. Rodear con ellos los nudillos de los dedos índices. Tensarlos con suavidad y notar como algo se mueve. Algo de tu vida, reacciona. Destensarlos en los temporales para que no se quiebren. Dejarlos yacer sobre la arena cuando nos abatimos, arrodillamos y caemos. Procurar no romperlos ni cederlos.

Pero mis argumentos, mis conductas, mis hábitos y artimañas para danzar siempre un paso por delante de que el desastre me engulla, son míos. Sin propiedad, sin egoismo. Son míos porque a tí, no te sirven. Rebusca entre tu inteligencia, donde la poseas. Ni eso es común. Cada humano la dispone en un cuarto de su ser, distinto. Si sientes horror a la acción, iba a decir... "jodete", pero ni eso. Tal vez ni te duele. Tal vez seas de los que saben dejarse llevar. Quien sabe.

Me canso de muchas cosas, pero no de comprender. Si me canso de pensar, porque cuanto mas lo hago mas me alejo de las soluciones. Inercia. Otros le dicen intuición. Aprendemos. Reducir lo necesario. No caer en lo vacio. No influir en nadie.

Espero en algún momento ver y tocar... que no estaba confundido conmigo. ¿Se llama esperanza? ¿Ilusión? Paciencia hay. Y lo que existe mañana, pasado espera.



¿Destino o Movimiento?... Claramente, movimiento.


2 comentarios:

Margot dijo...

Yo no creo que el empujar a otr@s, a los que tu quieres, sea un acto egoísta... al contrario, creo que es desearles que esas otras personas sientan con la misma intensidad que lo haces tú... pero, ahí va la pregunta del siglo ¿realmente quieren los demás sentir lo que tu sientes?... leía en tu perfil, una frase que ha llamado mi atención: "amar hasta sentir dolor"... creo, sinceramente, que quienes perseguimos ese sentimiento, somos una especie en peligro de extinción... justo lo que otros, tal vez mal entiendan como masoquistas.

Un placer leerte.

Besos.

SeaSirens dijo...

"Quien soy yo para decirles que deseo verlos sonreir. Tal vez sea un tremendo egoista, porque lo hago por recibir esa sonrisa."

Perdoname Vagalume, pero el egoísmo no tiene nada que ver con esto. Tú, permíteme mi opinión, eres una persona que necesitas el bien a tu alrededor, y si para ello, has de luchar contra el odio, la envidia, la traición, etc,
lo haces, porque para ti, creo que premia siempre la lidia permanente por esa sonrisa en los que quieres y a los que no tanto, y así conseguir o fertilizar en tu interior, ese equilibrio tan necesario, para que tu en ti mismo, funciones.

Tus palabras, dejan entrever tu corazón. No temas, los que infringen dolor, no podrán comprender el resplandor de la luna, y los que "no se dejan", muy tarde, solo muy tarde, comprenderán ese reflejo.

Muchos besos, Vgalume y...no cambies.