-->

lunes, agosto 18

Dos emociones

Jero había entregado todo su amor a Berta... Ella en ocasiones se alejaba porque se sentía axfisiada y sin embargo cuando Jero se daba cuenta de ello y era él el que le demostraba su amor de forma mas discreta, ella comenzaba a sentirse insegura.

A Berta le gustaba sentirse protegida, sentir la seguridad otorgada por las personas que la rodeaban, no solo por Jero... pero se alejaba de cualquier compromiso. Si eran ellos los que se alejaban, Berta cumplía con todos los requisitos y conveniencias de esas relaciones. Si por el contrario eran ellos quienes se acercaban, Berta mostraba una cierta dejadez y pasividad...

A Jero, a pesar de entenderla, le costaba asumir esa "ingratitud", pero la amaba como nunca su corazón había conseguido expresar... y sus pensamientos le obligaban a entenderla.

Los dos soñaban en noches a veces frías... Jero abrazaba a Marta desde atrás mientras ella se asomaba al borde de un precipicio, acudían allí regularmente. Había muchas cosas que a los dos les resultaba ingratas, pero en aquel instante no había mas que un vacío, unos brazos... y ni tan siquiera una mirada. Solo la fuerza de quien acude y bordea los extremos de uno mismo.

Jero y Berta se confiaban entre sí, desde hacía tiempo se veían caminar, se conocían y entendían mejor que a si mismos.. observar lo ajeno a veces era mas fácil que lo propio...







"El amor es una bellísima flor, pero hay que tener el coraje de ir a recogerla al borde de un precipicio."

STENDHAL, Henri Beyle



2 comentarios:

Bolero dijo...

Pero a veces los precipicios tienen muchas piedras y hacen que te caigas al abismo

muakkkkkkkkkkk

Oteaba Auer dijo...

Ni contigo, ni sin tí...Me ha parecido un relato muy real...vamos, que es el pan nuestro de cada día. Lo que no sé es si llegados al precipicio, alguno de los miembros, deja caer al otro para librarse de ese sin vivir...o simplemente cae sin importarle nada más que el final del trayecto...o cmo dices, bordea hasta el límite para darse cuenta de lo que atesora y vuelve a empezar.
Me ha gustado mucho esta entrada
Saludos