-->

sábado, enero 5

De nuevo


Después de tiempo sin escribir, la necesidad vuelve.

En una ocasión, alguien me preguntó:
- ¿que te inspira inscribir?

Contesté que solo era capaz de componer mi desordenada "prosa poética", cuando algo no iba bien dentro de mí, porque se convertía en una necesidad buscar un camino a través del cual fluyese lo que dentro comenzaba a desordenarse.

En ocasiones tocamos con nuestras manos, y a través de la yema de los dedos somos capaces de expresar lo que sentimos en ese instante. Tocamos el barro cocido y a través de su aspereza expresamos nuestra admiración por el talento de un artista. La piel que a penas rozamos con nuestros dedos expresando amor y despertando la libido.

Pero no siempre alcanzamos a utilizar el sentido del tacto para expresarnos, y son las palabras otro medio de expresar admiración, amor.... miedo, ilusiones.... y esa larga lista de cosas que genera nuestro interior cuando se enfrenta a la vida.

Escribir es vivir, como lo es rozar esa vida con las yemas de los dedos y el corazón.

1 comentario:

María dijo...

Ni te imaginas la alegría que me ha producido saber que estás de nuevo en marcha... Leerte siempre ha sido un placer, porque todo lo que escribes es poesía pura, aunque lo hagas utilizando la prosa...

Deseo de todo corazón que esto no sea algo pasajero y que podamos disfrutar durante mucho tiempo de todo lo que llevas dentro...